Miércoles, 29 de marzo de 2017

Seguimos escuchando el Evangelio de Juan sobre la curación del ciego.

 EL CIEGO Y SU FAMILIA DAN TESTIMONIO DE JESÚS

Le preguntaron: – ¿Dónde está él?

Respondió: – No lo sé.

Entonces le llevaron ante los fariseos, pues era sábado el día que Jesús le abrió los ojos. Los fariseos le preguntaron otra vez cómo había recobrado la vista. Les respondió:

– Me aplicó barro a los ojos, me lavé, y ahora veo. (…)

Preguntaron de nuevo al ciego:

– Y tú, ¿qué dices del que te abrió los ojos?

Contestó:

– Que es profeta.

Los judíos no acababan de creer que había sido ciego y había recobrado la vista; así que llamaron a los padres del que había recobrado la vista y les preguntaron:

– ¿Es éste vuestro hijo, el que decís que nació ciego? ¿Cómo es que ahora ve?

Contestaron sus padres:

Sabemos que éste es nuestro hijo y que nació ciego; cómo es que ahora ve, no lo sabemos; quién le abrió los ojos, no lo sabemos. Preguntadle a él, que tiene edad y puede dar razón de sí.

Sus padres dijeron esto por temor a los judíos; porque los judíos ya habían decidido que quien lo confesara como Mesías sería expulsado de la sinagoga. Por eso dijeron los padres que tenía edad y que le preguntaran a él.

PALABRA DEL SEÑOR

COMENTARIO:

Si ayer leímos que el ciego confiaba en Jesús, hoy leemos que esta confianza se traslada a la familia. Los padres del ciego dan testimonio de la curación de su hijo por parte de Jesús. NOSOTROS, COMO MARISTAS, TAMBIÉN DEBEMOS DAR EJEMPLO DE TESTIMONIO DE JESÚS, al igual que la familia del ciego.

graduacion-de-vista-fano-1.jpg

¿QUÉ HACER?

Contestamos a estas preguntas:

¿Nosotros damos testimonio de nuestra fe?

¿Mostramos a los demás lo que yo aprendo de Jesús?

Vamos a reflexionar un momento en silencio, en qué momentos mostramos nuestra fe, o en qué momentos mostramos todo lo que nos enseña Jesús.

ORACIÓN: rezamos todos escuchando la canción. Orando con su letra.

Sé fiel a la verdad.
Sigue a tu corazón.
No te dejes llevar.
Busca a tu vida razón.

Siente la alegría de vivir según la voz de tu alma.
Y no dejes de pensar que es Dios el que te habla.
Mas no cambies su voz por tus palabras.


Hoy no hay sinceridad.
Busco mi propio yo.
Sigo siempre mi verdad.
Es la mía, no de Dios.

Quiero comprender que la verdad está en el Evangelio.
Y he de darme a los demás, amar será mi sello.
Y perder mi identidad y ser de ellos.

San Marcelino Champagnat      Ruega por nosotros
María, Nuestra Buena Madre    Riega por nosotros

martes, 28 de marzo de 2017

Seguimos escuchando el Evangelio de Juan sobre la curación del ciego.

LA CONFIANZA DEL CIEGO EN LA PALABRA DE JESÚS.

Los vecinos y los que antes lo habían visto pidiendo limosna comentaban:

– ¿No es éste el que se sentaba a pedir limosna?

Unos decían: – Es él.

Otros decían: – No es, sino que se le parece.

Él respondía: – Soy yo.

Así que le preguntaron: – Entonces, ¿cómo se te abrieron los ojos?

Contestó: – Ese hombre que se llama Jesús hizo barro, lo puso sobre mis ojos y me dijo que fuera a lavarme a la fuente de Siloé. Fui, me lavé y recobré la vista.

PALABRA DEL SEÑOR

 

COMENTARIO:

Como veis, el ciego reconoce a Jesús. Está convencido que es Él y no otro el que le ha curado. Es un acto de fe en Jesús, que le ha abierto los ojos, le ha quitado la molestia que le impedía ver la vida, ver a Dios. Ahora es un hombre contento y no lo oculta. Pero para ello ha tenido antes que fiarse de Jesús, HA CONFIADO EN ÉL. Todo lo que le ha pedido Jesús lo ha hecho.

 

¿QUÉ HACER?

Reflexionamos un momento a partir de las siguientes cuestiones:

  • ¿Y yo? ¿Confío en Jesús?
  • ¿Y a mí? ¿Qué es lo que me pide Jesús?

Estamos un minuto en silencio y le pedimos a Jesús que nos ayude a tener confianza en él, a saber escucharle.

 

ORACIÓN:  rezamos todos juntos escuchando esta canción.

CONFIARE EN TI, PORQUE TU ERES MI PADRE
ESPERARE EN TI, PORQUE ERES MI CREADOR
ME APOYARE EN TI, PORQUE TU ERES FIEL
PORQUE TU ERES FIEL, ME APOYARE EN TI
ME APOYARE EN TI, PORQUE TU ERES FIEL

PORQUE TU PERDONAS TODAS MIS CULPAS
Y CURAS TODAS MIS DOLENCIAS
PORQUE TU RESCATAS MI VIDA
Y ME SACIAS CON TU PRESENCIA

PORQUE ERES PACIENTE Y MISERICORDIOSO
Y NO ME TRATAS SEGUN MIS ERRORES
CONFIARE EN TI, PORQUE TU ERES MI PADRE
ESPERARE EN TI, PORQUE ERES MI CREADOR

ME APOYARE EN TI, PORQUE TU ERES FIEL
PORQUE TU ERES FIEL, OH SEÑOR
ME APOYARE EN TI

PORQUE COMO UN PADRE SE ENTERNECE POR SUS HIJOS
ASI TE ENTERNECES TU PORQUE CONOCES MI INTERIOR
Y COMPRENDES QUE SOY HUMANA

CONFIARE EN TI, OH SEÑOR
PORQUE TU ERES FIEL
ESPERARE EN TI
PORQUE TU ERES FIEL, ME APOYARE EN TI
CONFIARE EN TI

 

San Marcelino Champagnat       Ruega por nosotros

Santa María de la Capilla        Ruega por nosotros

 

 

Lunes, 27 de marzo

LÍNEA DE TRABAJO

El trabajo de la semana se plantea a partir del Evangelio del domingo, en el que Jesús cura al ciego de nacimiento (Jn 9, 1-41), que iremos desgranando por partes.

Esta semana nos la plantearemos a partir de ahí como una oportunidad de vivir las siguientes actitudes: DAR OPORTUNIDADES, SER AGRADECIDO, NO DAR NADA POR PERDIDO.

El símbolo que proponemos usar es un bidón de agua. Es el bidón que todo ciclista lleva en su bici y que nos permitirá guardar el agua viva que nos da Jesús y que saciará nuestra sed para cuando nos sintamos agotados, deshidratados. Con el bidón de agua ya no nos importará lo duro de la etapa del #Bicentour de esta semana.

 

Comenzamos recordando la primera parte del Evangelio que escuchamos ayer, cuarto Domingo de Cuaresma.

 

LA OPORTUNIDAD DADA AL CIEGO DE NACIMIENTO.

Al pasar Jesús con sus discípulos vio un hombre ciego de nacimiento.

Los discípulos le preguntaron:

– Rabí, ¿quién pecó para que naciera ciego? ¿Él o sus padres?

Jesús contestó:

– Ni él ni sus padres. Esto ha sucedido para que se revele en él la acción de Dios. (…) Mientras yo estoy en el mundo, soy la luz del mundo.

Dicho esto, escupió en el suelo, hizo barro con la saliva, se lo puso en los ojos y le dijo:

Ve a lavarte en la alberca de Siloé -que significa enviado-.

Fue, se lavó y volvió con vista.

 

PALABRA DEL SEÑOR

COMENTARIO:

Dedicamos un momento a pensar la oportunidad que Jesús da al ciego de nacimiento y la fe de éste para creer que Jesús podía curarle. Las siguientes preguntas nos pueden ayudar a pensar y a ponernos en la situación del ciego, POR LAS VECES EN LAS QUE NO VEMOS CON CLARIDAD EL CAMINO HACIA JESÚS:

  • ¿Crees que el ciego estaba ciego porque Dios le castigó?
  • ¿Por qué le cura Jesús?
  • ¿Qué hace el ciego cuando Jesús le puso barro en los ojos? ¿Qué ocurrió?

 

¿QUÉ HACER?

A continuación, el equipo que confeccionó el segundo perfil de etapa nos explica la dificultad analizada y el compromiso de esta semana para poder superarla.

 

Unos minutos para orar en silencio … pensando en todo lo escuchado.

 

ORACIÓN: JESÚS AGUA PARA TODOS.

Jesús, tu vida y tus enseñanzas

son agua fresca para el camino.

Cuando estamos cerca de Ti,

cuando sentimos tu corazón,

cuando actuamos con tu amor,

llenas de agua el bidón de nuestra bici.

Y entonces podemos ofrecer

tragos de agua fresca

que restablezca el cansancio

de los que nos rodean.

Querido Jesús, queremos tener almacenada

agua fresca en nuestro interior,

para compartirla con nuestros amigos y amigas,

con nuestra familia, con todos los demás.

Tú eres el agua de vida,

ayúdanos a ser nosotros también,

agua limpia para nuestros hermanos.

Danos la frescura de tu agua pura,

amigo Jesús. Amén

viernes, 24 de marzo de 2017

Una vez preparados interiormente los alumnos, empezamos con el trozo del evangelio del domingo:

 

Jesús le contestó: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.»

 

PALABRA DEL SEÑOR

 

COMENTARIO:

Recorrer el #Bicentour no consiste en dar vueltas y vueltas o pasear sin más. Hay UNA META, UN SENTIDO, UN DESTINO, UNA RECOMPENSA QUE NO ES OTRA QUE EL ELNCUENTRO CON AQUEL QUE NOS AMA, para PERMANECER EN SU AMOR, APRENDER DE ÉL. Porque a su lado aprendemos todo, o al menos LO MÁS IMPORTANTE, QUE ES AMAR Y ENTREGARNOS A LOS DEMÁS, porque AHÍ ESTÁ LA FELICIDAD.

Y eso vale los ESFUERZOS Y LA DUREZA DEL CAMINO, pero a la vez VAMOS DISFRUTANDO DE UN PAISAJE QUE ES BONITO. Subir, bajar, LOGRAR ETAPAS DE MONTAÑA, CRUZAR PUENTES, VALLES, PRADOS… y HACERLO EN LA COMPAÑÍA DE MIS AMIGOS, MIS SERES QUERIDOS… y eso hace VIVIR CON ALEGRÍA Y ESPERANZA CADA ETAPA.

 

¿QUÉ HACER?

El grupo que elaboró el perfil que estamos trabajando esta semana, reparte a los compañeros los indicadores de posición e invita a que se sitúen en el perfil de acuerdo a como hayan CUMPLIDO EL COMPROMISO Y SUPERADO LA DIFICULTAD PRESENTADA EN LA ORACIÓN DEL LUNES al presentar el perfil de la semana.

 

ORACIÓN FINAL

Amigo Jesús:

Ayúdame a ser humilde y sincero.

A no aparentar lo que no soy

ni querer ser más que los otros.

Enséñame a decir siempre la verdad

y a no mentir, aunque a veces cueste bastante

y haya que poner mucha voluntad.

Quiero aprender a ayudar

y a dar una mano a todo el que lo necesite.

Abrí mi corazón, para que viva pensando en los demás.

Sembrar esperanza, tu esperanza entre los que me rodean

Dame coraje y valentía para ser honesto

y no engañar a nadie.

Para ganarme las cosas esfuerzo y dedicación.

Ayúdame a cumplir todas las metas que me propongo,

Que son las que tú me propones

para crecer y ser cada día mejor persona,

mejor discípulo de tu evangelio.

Gracias por estar siempre a mi lado.

Jueves, 23 de marzo de 2017

Una vez preparados interiormente los alumnos, empezamos con el trozo del evangelio del domingo:

La samaritana le dice a Jesús:

«Señor, dame de esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta.» 

PALABRA DEL SEÑOR

 

COMENTARIO:

Jesús QUIERE QUE SIGAS AVANZANDO POR EL #BICENTOUR, SUPERANDO OBSTÁCULOS. Te quiere COMPROMETIDO contigo mismo y con los demás, que pedalean contigo hacia Jesús, ESPECIALMENTE CON LOS QUE PEOR VAN O MÁS LO NECESITAN, LOS QUE ANDAN CANSADOS Y YA NO PUEDEN CON LAS PENDIENTES. Es así como TE HARÁS FUERTE, NO TENDRÁS MIEDO AL ERROR, AL CANSANCIO, A LA SED, A LAS CURVAS PELIGROSAS, pues es ÉL ES EL AGUA VIVA QUE NOS QUITA LA SED, ÉL ES PERDÓN, AMOR, VIDA.

Vamos a pedirle a Jesús QUE NOS DÉ DE SU AGUA PARA QUE TENGAMOS FUERZAS PARA AYUDAR AL QUE LO NECESITA, AL QUE ESTÁ TRISTE, AL QUE MÁS LE CUESTA, AL QUE NO NOS CAE BIEN…

 

¿QUÉ HACER?

Escuchamos juntos la canción que viene a continuación y tras un momento de silencio pueden hacer eco o repetir las expresiones que más les gusten. O simplemente les pedimos que compartan su oración personal tras la oración común.

 

 

 

 

Dame de tu pan
Dame de beber
que ando sediento y hambriento de ti
no hay nada que calme mi sed.
Dame de tu pan
Dame de beber
que sólo tu cuerpo y tu sangre
avivan mi fe.
Dame de tu pan
Dame de beber
que yo aliviaré a mis hermanos
con hambre y con sed.
Dame de tu pan
Dame de beber
que sólo tu cuerpo y tu sangre
avivan mi fe.

 

SAN MARCELINO CHAMPAGNAT           RUEGA POR NOSOTROS

MARÍA NUESTRA BUENA MADRE           RUEGA POR NOSOTROS

Miércoles, 22 de marzo de 2017

Una vez preparados interiormente los alumnos, empezamos con el trozo del evangelio del domingo:

 Jesús dijo a la samaritana:

«El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna

La mujer le dice: «Señor, dame de esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta.»

PALABRA DEL SEÑOR

COMENTARIO y TAREA:

Se dejará una lámina encima de la mesa del profesor. Antes de empezar se le repartirá una lámina con la imagen de un niño o una niña según corresponda, el profesor lee el comentario.

Jesús nos conoce y nos quiere tal y como somos. Hoy nos pide un cambio de ritmo, INTENSIFICAR NUESTRO PEDALEO para poder llegar a encontrarnos con Él. A cambio, Él SE NOS OFRECE COMO AGUA VIVA QUE CALMA NUESTRA SED ante este esfuerzo intenso. Pero primero nos invita a ser sinceros con nosotros mismos y descubrir sin miedo alguno, pues él siempre nos ofrece su perdón, todos los errores que hay en nuestra forma de ser y actuar. El nos anima a ser sinceros con nosotros mismos, como el único camino, para ser sinceros con los demás. Reconociendo y aceptando de verdad nuestros errores recibimos su perdón. Y como Él nos perdona, nosotros debemos perdonar los errores a los demás. La sinceridad con nosotros mismos y con los demás debe ser una de las estrategias de nuestra labor de equipo, sobre todo para afrontar los puertos de montaña unidos.

Se dejará un tiempo de silencio y cada uno trabajará su ficha con la imagen que se le ha repartido al principio. Se puede poner música suave de fondo. Al final se puede compartir o dejar en un sitio donde todos puedan ver qué actitudes ha elegido cada uno.

 

ORACIÓN FINAL:

Ayúdame a ser sincero conmigo mismo,

Que no me engañe y no quiera ver mis errores

Ayúdame a ser sincero conmigo mismo,

que sepa reconocer que a veces me alejo de ti;

que no se apodere de mí el miedo

y que sepa vivir la alegría de tu perdón

Que no me engañe, Señor, que sepa reconocer

cuándo pienso primero en mí antes que en los otros,

cuándo no me preocupo por los demás,

cuándo me hago el sordo y no acudo

en ayuda del que me necesita…

Cuándo no me acuerdo del compañero

que tengo al lado…

cuándo no comparto con los demás,

cuándo doy mi tiempo para beneficio de otros…

Jesús ayúdame para que sea capaz de luchar

por lo que tú me propones, por tu evangelio.

Ayúdame a ser sincero y vivir la conversión a la que me invitas.

Ayúdame a ser sincero también con todos los compañeros,

a comprender que, como yo, buscan ser auténticos.

A reconocer que la Verdad no está en nosotros sino en Ti.

A verte siempre en cada instante.

 

SAN MARCELINO CHAMPAGNAT    RUEGA POR NOSOTROS

MARÍA, NUESTRA BUENA MADRE      RUEGA POR NOSOTROS

 

 

Martes, 21 de marzo de 2017

Una vez preparados interiormente los alumnos, empezamos con el trozo del evangelio del domingo:

 

 “Llega una mujer de Samaría a sacar agua, y Jesús le dice: «Dame de beber.» Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida. 

La samaritana le dice: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?» Porque los judíos no se tratan con los samaritanos. 

Jesús le contestó: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.»

La mujer le dice: «Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas agua viva?…»

Jesús le contestó: «El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna

La mujer le dice: «Señor, dame de esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte, y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén.»

PALABRA DEL SEÑOR

 

 

COMENTARIO:

Como la samaritana tenemos que descubrir constantemente quién es Jesús para nosotros y lo que Él nos ofrece en esta etapa del #Bicentour, de preparación a la cruz. EL ESPÍRITU SANTO QUE ES EL AGUA VIVA QUE SACIA NUESTRA SED INTERIOR, es la ayuda que nos da Jesús para ir SUPERANDO DIFICULTADES DEL PERFIL DE NUESTRA ETAPA DE ESTA SEMANA. Sintiendo su presencia en nuestro interior, dejándonos llevar por Jesús, es como nuestro corazón irá llenado de vida, de ganas de vivir como él, de amar, de seguirle, de compartir, de perdonar, de estar junto al otro…

De esta manera, poniendo en práctica todo lo que Él nos enseñó, NOS ENCONTRAREMOS CON ÉL AL FINAL DE ESTAS CINCO ETAPAS, Y PODREMOS VIVIR JUNTO A ÉL SU ENTREGA A LOS DEMÁS.

Jesús nos propone una forma de vivir, DE SUPERAR ETAPAS CON NUESTRA BICI, y nos invita a decir que SI. Aunque Él sabe que a veces nos cuenta trabajo seguirle y por eso NOS TIENDE LA MANO Y DIRIGE NUESTRO MANILLAR. Nos invita a decir que SI, lo mismo que María dijo SI a lo que Dios quería de ella.

 

¿QUÉ HACER?

María nos enseña a hacer silencio en nuestro interior, para meditar, para buscar a Jesús y escuchar lo que Él y el padre Dios quieren de nosotros. Vamos a pedirle a Nuestra Buena madre, QUE NOS ACOMPAÑA EN EL PERFIL DE ETAPA DE ESTA TERCERA SEMANA, que nos ayude a poner en práctica todo lo que Jesús nos va enseñando, descubriendo tantas cosas buenas que hay en nuestro interior y que como ella debemos compartirlas con los demás.

 

ORACIÓN

Rezamos todos juntos cantando “quiero decir que sí, como tú, María”